Saltar al contenido

Encuentra tu método para preparar tu novela

Spread the love
Descubre el método para preparar tu novela que mas se adapta a ti. Aprende a escribir tu novela.
Descubre el método para preparar tu novela que mejor se adapta a ti. Aprende a escribir una novela.

Descubre el método para preparar tu novela, que más se adapta a ti


¿Has buscado formas para planificar o esbozar tu historia? ¿Necesitas un resumen que te permita dedicarte, exclusivamente a escribir?
Existen decenas de métodos para ordenar o planificar una novela, pero no te sientes cómodo con ellos. Necesitas encontrar el tuyo. Vamos a ver unos cuantos para que puedas encontrarlo. La mejor forma de encontrar ese método que te sirva para bosquejar tu novela, es aprendiendo cómo trabajas cuando escribes.
Piensa un instante, ¿en qué momentos de la escritura tienes más problemas? ¿No sabes terminar tus trabajos? ¿Se te rebelan los personajes? Todos estos problemas pueden venir de una mala planificación. Veamos 4 formas de esbozar una novela.


1- La sinopsis:
Escribir una sinopsis de dos o tres páginas puede darnos todo lo que necesitamos. No nos centramos en nada más que en la historia, de principio a fin, lo que nos deja libertad para desarrollar creativamente nuestra obra. Si no te gusta tener esquemas, pero te pierdes cuando llevas mucho escrito, este es tu método.

2- Resumen en profundidad:
Crea un esquema de capítulos y un pequeño resumen de cada uno, detallando la acción principal y los personajes implicados.

3- Método del copo de nieve:
Fue Randy Ingermanson quien lo diseñó. Es un método muy trabajado, que nos permite ir desarrollando nuestra historia, partiendo de una frase corta, hasta obtener un detallado resumen sobre la historia, los personajes, la trama y los capítulos.
Hay que trabajar mucho en este método, pero es muy completo y puede ser una buena opción para escribir sagas. Puedes ver nuestro artículo sobre el método del copo de nieve si quieres utilizarlo.

4- Método del final del libro
Si quieres tener total libertad creativa en el momento de escribir, puede que este método te ayude de guía. Consiste en tener claro el comienzo y el final de la historia y escribir todo lo que va en medio, sin planes ni esquemas, solo teniendo claro al lugar que se dirigen los personajes. Pero no olvides tener claras las motivaciones de tu protagonista o puedes perderte.
¿Tienes clara la premisa de tu historia?
Algo que tampoco debes descuidar, escojas el método que escojas, es descubrir la premisa de tu historia, qué es lo que sucede básicamente. Te pongo el ejemplo de mi novela por entregas, Autumn Rouge (por cierto, la puedes leer de forma gratuita en el blog).
“Autumn Rouge, una ejecutora del Consejo, que sueña con seguir los pasos de su tutor, convirtiéndose en la más grande de los ejecutores, recibe la orden de ejecutar la sentencia de un enemigo del Consejo. Lo elimina y cuando acude para informar de su éxito, escucha una conversación que no debería haber escuchado. Descubre un complot contra los terrestres y se ve obligada a huir, para salvar su vida. Buscará la ayuda de quienes fueron sus enemigos para derrocar al Consejo. Durante su lucha, conocerá un mundo que le recuerda lo horrible que era su trabajo y tiene que lidiar con la culpa por el daño que ha causado a esas gentes marginadas.”
Descubre el marco para tu obra y la estructura.
¿Qué tipo de narrador es el apropiado para tu historia? Tal vez tengas claro el narrador y el tiempo en que quieres escribir.
Existen varias formas de estructurar tu obra, podemos resumirlo en las cuatro más utilizadas:
 La historia en tres actos.
 El viaje del héroe (narra una historia que va aumentando lentamente de interés).
 La curva de Fichtean (continuos conflictos que atrapan al lector).
 En Medias Res (la historia ya ha empezado cuando nosotros empezamos a conocerla, lo que no sabemos se suele contar con recuerdos, cartas, documentos, conversaciones…).
Trabajar con una estructura o con otra nos proporcionará diferentes resultados y depende de qué tipo de historia queremos escribir.
Define tus personajes
Si quieres saber cómo son tus personajes, necesitas conocerlos. Puedes crear fichas, como la que te regalamos con la suscripción a Infinitos Monos. Si no la tienes, suscríbete ahora y la recibirás en tu correo. Puedes escribir la trama individual de cada personaje, así sabrás su implicación en la historia central.
Con estos conceptos claros, podremos escribir un buen bosquejo de nuestra obra. No existe una forma correcta de abordar la estructura de una novela, pero a veces necesitamos esa pequeña ayuda, que puede venir de realizar esquemas o resúmenes que nos guíen en la escritura.
¿Y tú? ¿Tienes un método propio para preparar tus historias? Puedes compartirlo con nosotros en los comentarios. Nos vemos en un próximo artículo, palabra de simio.

Déjanos tus comentarios aquí abajo o dudas que puedas tener. Tus comentarios nos ayudan a mejorar y a tener mayor visibilidad en la red, para poder seguir ofreciendo contenido gratuito.

Suscríbete a Infinitos monos

* indicates required
Email Format

Subscribe

* indicates required
Intereses

Publicado enEscribirInfinitos Monos

4 comentarios

  1. Karmina Karmina

    Muy interesante la exposición, yo soy dramaturga, escribo obras de teatro, guiones de series y de cine, aquí lomportante es qué, no obstante las teorías, métidos, para escribir el género qué sea, falta algo, qué no sé vende en ninguna aula o Tienda ni se puede Manda comprar online, TALENTO, sin talento jamás podremos ser considerados creadores, Una hoja en Blanco, un lienzo nuevo, Una partitura, en espera de un creativo qué de la nada de Extraiga un Todo

  2. Ambar Pari Ambar Pari

    Muy iteresante, yo practico con el copo de nieve, y asi tengo la trama para mi primer libro, escribiendo palabras al zar y uniendolas en un relato

  3. G G

    En el método Resumen en profundidad, me quedo la duda de que tal si no sabes digamos los personajes que aparecerán, entonces no puedes hacer el esquema, que hago en ese caso?

    • A la hora de abordar una historia, lo ideal, es tener claro cómo va a desarrollarse la misma y para eso, es fundamental, saber qué personajes aparecen y qué papel tendrán en la obra. Imagina que quieres tejer una manta con lana de colores, ¿no te tomas tu tiempo en buscar los colores que sean compatibles? Lo mismo tienes que hacer con tu historia. Antes de escribirla, diseña cada paso al milímetro, así no te frustrarás y evitarás quedarte en blanco. Todos queremos ponernos a escribir cuanto antes, pero es mucho mejor hacerlo cuando tienes atada tu historia. Lo que no implica que, llegado el momento, cambies algo, algún personaje, alguna trama, pero si trabajas antes de escribir, también evitarás eso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Gracias por visitar Infinitos monos. Si no quieres perderte nada, suscríbete.
Scroll Up
A %d blogueros les gusta esto: