Saltar al contenido

Criaturas sobrenaturales en la literatura

Spread the love

Criaturas sobrenaturales en la literatura

Son muchos, muchísimos, los que opinan que la literatura sobrenatural es de menor calidad. Lo cierto es que la literatura está llena de obras buenas y obras malas. En mi humilde opinión como lectora, el problema no está en la temática y la ambientación de la historia, el problema está en el escritor que le da vida. Quien menosprecie una obra únicamente por tratar el tema fantástico, debería tomarse un segundo (o unas horas, días, semanas) en tener entre sus manos grandes obras como Drácula, o Frankenstein o el Golem.

Pensar que es fácil y rápido escribir obras así, es equivocarse. Es mucho más difícil dar vida a una novela de temática sobrenatural que hacerlo con una novela histórica. No es fácil crear una obra seria, uno puede caer en lo zafio y en lo vulgar si no tiene cuidado. No es fácil hacer sentir miedo al lector, y el resultado de una mala ejecución, puede ser causante de una obra absurda.

Yo soy una loca de todo lo sobrenatural, pero me gusta la seriedad y por eso he pasado años intentando crear una biblioteca personal donde acaparar grandes obras clásicas de las criaturas sobrenaturales más famosas. Aquí comparto mi pequeña colección de criaturas sobrenaturales en la literatura.

Vampiros

Vampiros

Imágen propiedad de Federico Musseti.

No se puede hablar de estas criaturas sin nombrar al más famoso de todos los vampiros: El conde Drácula. Si bien es cierto que todos conocemos hoy el folklore de estas criaturas, gracias a Bram Stoker, él supo de ellas gracias a las historias que le narraba su madre y a la obra de tantos autores que escribieron sobre estos seres antes que él.

Leí Drácula hace tiempo y tengo pendiente su relectura. Fue una obra que me conquistó profundamente. Es una novela contundente que narra a la perfección el camino del vampiro sin apenas contar con escenas en las que aparece el mismo. Si no lo habéis leído, os lo recomiendo.

Podéis encontrar otras grandes obras que tratan sobre vampiros, El extraño misterioso, de Karl von Wachsmann, El vampiro de Polidori, La buena de lady Ducayne, de Mary Elizabeth Braddon . Una novela que estoy leyendo actualmente es: El castillo de los Cárpatos, de Jules Verne (sí, no se limitó a la literatura futurista). Y bueno, no puedo olvidarme de Carmila, de Sheridan le Fanu.

Todos conocemos muchas historias de la televisión y el cine sobre estas criaturas, pero el nacimiento de las mismas se encuentra en la palabra escrita y si quieres conocer sus orígenes, aquí tienes una pequeña lista para hacerlo.

Los vampiros son un tema recurrente en la literatura, hace poco estuvieron muy de moda en la literatura juvenil, pero me quedo con los clásicos.

Fantasmas

Fantasmas
Puedes encontrar la imagen aquí: Vector de Halloween creado por pikisuperstar – www.freepik.es

Un clásico en la literatura son las novelas de fantasmas. Al contrario que con los vampiros, he de decir que hace poco leí una novela que me encantó, Tamsin de Peter S. Beagle. Es una novela que cualquier amante de la literatura fantástica o sobrenatural debe leer. Tal vez sea uno de los temas más recurrentes en la literatura. Hasta en libros donde no aparece el tema sobrenatural aparecen en ocasiones, de forma testimonial, en un sueño, en una visión del protagonista. Me encantan las historias de fantasmas y rebuscando en las bibliotecas he logrado encontrar bastantes historias sobre ellos. Se podría decir que algunas obras son la semilla de otras muchas, las que os relato a continuación pueden no ser las primeras, pero algunas son pioneras en este mundo de la literatura.

Podéis encontrar historias de fantasmas en El mensajero, de L.P.Hartley. May Sinclair aportó pequeñas pinceladas al mundo de los fantasmas en obras como The intercesor and other stories. Poe cuenta con numerosos cuentos en los que aparecen estos seres, o no aparecen, pero revolotean durante la narración de muchas de sus historias. Sheridan le Fanu probó también a escribir sobre fantasmas, podéis comprobarlo en Un episodio en la historia de la familia Tyrone. Horance Walpole escribió en una noche El castillo de Otranto, considerado como la primera novela gótica. Y en nuestro país, no muy prolífico en estos temas, podemos leer la obra de Gustavo Adolfo Bécquer, que trató el tema de los fantasmas en su relato: El rayo y la luna.

En obras como El fantasma de la ópera, de Gastón Leroux aparece esa imagen del fantasma, aunque la obra no es la típica de fantasmas. Y otra en la que aparece un ser invisible que se asemeja un fantasma es El Horla, de Guy de Maupassant.

Hombres Lobo

Werewolf
Vector de Fondo creado por freepik – www.freepik.es

Por más que he investigado, en esta ocasión no he encontrado la novela o la historia que da fama a estas criaturas, en su lugar, he encontrado infinidad de historias que tratan esta temática de una u otra forma. Nunca de forma tan gráfica como la que nos aportó el cine. Aquí también debo añadir una obra de la literatura moderna: El ciclo del hombre lobo, de Stephen King. Es una novela que me regalaron al comprar otra (de Stephen King también) y he de decir que me encantó, es de esas con las que me entran ganas de escribir. Narra la historia de un pueblo durante doce meses. Cada mes es un relato individual de un ataque de un hombre lobo. Me encantó esa forma de narrar la historia, me dio mucha envidia no haber sido yo la que lo hiciera, pero bueno, no me voy a comparar yo con el señor King, ya quisiera el gato lamer el plato…

En este tema podemos encontrarnos con autores que, muchos, nunca pensarían que trataron estos temas, como Arthur Conan Doyle en A pastoral horror (aquí vemos algo parecido a la obra de SK, un hombre lobo ataca sistemáticamente una localidad). Robert Lewis Stevenson nos acercó esa dicotomía entre el hombre y la bestia en Doctor Jekyll y Mr.Hyde, una obra que muchos acotan en el mundo de la ciencia ficción, pero podemos verla como una novela de hombres lobo, al menos de su concepto más básico: el hombre y la bestia.

Si quieres leer más historias en las que se trate este tema, puedes buscar El campamento del perro, de Algernon Blackwood; Hughes, the werewolf, de Sutherland Menzies o Wagner, el Wher-Wolf de George W.M.Reynolds.

Brujas

Brujas
Imagen propiedad de: Liiga Klavina

Las brujas son otro elemento que abunda en la literatura. Si le tuviera algún aprecio a La Celestina, os la recomendaría, por ser patria, pero como la aborrezco no lo hago, leedla si queréis, sois libres, yo no lo haré de nuevo (le tengo manía, sí, soy así de odiadora). En la Odisea podemos encontrar a la bruja por excelencia en la persona de Circe la hechicera. Podemos encontrar más temas sobre hechicería en el Necronomicón, de Lovecraft; la mención a ese libro inventado, aparece por vez primera en La ciudad sin nombre.

Un libro que leí no hace mucho, fue Circe, donde se narra su historia más o menos fiel, eso ya lo dejo a vuestro intelecto discernirlo. A mí me gustó, pero podría haber sido mejor. Por cierto, la obra es de Madeline Miller.

Hadas

Hadas
Imagen propiedad de: Goran-Alena

Las hadas son unos seres muy recurrentes en la literatura, pero no tanto como a mí me gustaría. Podemos encontrar en nuestro país, nuevamente, a Bécquer, con sus leyendas, en las que aparecen estos seres tan mágicos (y malignos en muchas ocasiones) en obras como Los ojos verdes.

Shakespeare también quiso incluir a estos seres tan mágicos en su obra. El sueño de una noche de verano es su más claro ejemplo. En esta obra se introdujeron, como reyes de las hadas, a Titania y Oberón, reyes que se han quedado entre nosotros introduciéndolos en numerosas obras, pero su aparición fue aquí. Aunque es cierto que Oberón, en la mitología celta, es el rey de las hadas y en muchas leyendas medievales. Una curiosidad, esta obra de Shakespeare ha dado nombre a las lunas de Urano, el único planeta cuyas lunas fueron bautizadas con una obra literaria.

No puedo cerrar esta entrada sin hablar de Frankenstein, de Mary Shelly, pero es un monstruo único, que narra la naturaleza cruel del hombre, aprovechando la creación de un ser vivo. Es un monstruo clásico en el cine, pero en la literatura es único. Y también quiero hablar del Golem, de Gustav Meyrink, un ser monstruoso, aunque también está la mano del hombre detrás, tal vez tenga más cosas en común con Frankenstein de las que se ven a simple vista.

¿Y tú? ¿Tienes tus monstruos preferidos en la literatura? ¿Has leído alguna de estas obras?

Si te gusta esta entrada, no te olvides de apuntarte a nuestra newsletter, en próximas publicaciones hablaré de otros monstruos en la literatura.

Déjanos tus comentarios aquí abajo o dudas que puedas tener. Tus comentarios nos ayudan a mejorar y a tener mayor visibilidad en la red, para poder seguir ofreciendo contenido gratuito.

Suscríbete a Infinitos monos

* indicates required
Email Format

Subscribe

* indicates required
Intereses

Publicado enEscribirInfinitos Monos

2 comentarios

  1. Jisung Jisung

    Las historias de Zombies también cuenta como criaturas sobrenaturales?, si cuenta, como puedo basarme para hacer un buen libro donde lleven zombies?

    • Por supuesto que están incluidas, lo que pasa es que no las incluí en esta entrada. Pero para Halloween estoy preparando otra, sobre criaturas sobrenaturales, en las que incluiré otras criaturas, que me dejé en el tintero. Estate pendiente porque hablaré de los zombies.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Gracias por visitar Infinitos monos. Si no quieres perderte nada, suscríbete.
Scroll Up
A %d blogueros les gusta esto: