Saltar al contenido

¿Cómo elegir al protagonista perfecto para tu historia?

Spread the love
Cómo elegir al protagonista perfecto para tu historia. Aprende a escribir personajes sólidos.
Aprende a escribir una novela. Tips para escribir al protagonista perfecto.

¿Cómo elegir al protagonista perfecto para tu historia?

A veces, el éxito o el fracaso de una obra, viene de una buena o mala elección de los personajes principales.

Siempre que escribimos, queremos que los lectores adoren a nuestros personajes, especialmente a los protagonistas. Los has creado con todo tu amor y pasión y da miedo dejarlos ahí, para que ojos ajenos los juzguen. Si pudiéramos saber de antemano si nuestro protagonista está bien definido y va a conectar con los lectores, sería fantástico. Pero no existe esa máquina, todavía. Y ¿sabes qué? Que no puedes saber qué pasará cuando saques tu obra a la luz, pero puedes saber si tu protagonista cumple los objetivos o no.

Vamos a ver qué conceptos debe cumplir un protagonista ideal.

El personaje principal

  • Tiene que soportar el peso de la trama principal.
  1. Los eventos que comienzan a desarrollarse a lo largo de tu historia, tienen que atrapar y envolver al protagonista, porque, si la historia puede acontecer y el protagonista esquivarla con facilidad, es posible que no hayas elegido al personaje apropiado.

Tu protagonista tiene que tener una razón para involucrarse y dejar atrás la comodidad. Se puede decir, que debes darle un propósito muy claro y potente para estar dispuesto a perder su vida tranquila y enfrentarse a un posible fracaso.

  1. El tema principal de la historia es importante, y tu protagonista tiene que interactuar con él. Digamos que tu historia no podría existir sin tu protagonista, porque es quien se relaciona con todas y cada una de sus partes.

Si tu obra trata el tema del miedo, este sentimiento tiene que afectar al protagonista; el protagonista debe actuar, en cada enfrentamiento, con esta premisa: sus acciones se verán condicionadas siempre por esa sensación, hasta cuando logra alcanzar su éxito.

  • ¿Tu personaje muestra lo que quieres que vea el lector?

Es a través de los ojos del protagonista que el lector va a recibir los valores de tu obra. Lo ideal es que no sea algo que tengas que contar directamente, debe ser algo que el lector comprenda a través de las acciones de tu protagonista. Asegúrate de caracterizarlo para que el tema de tu obra, resalte solo.

  • ¿Tu protagonista muestra el tema de tu obra?

¿Está lo suficientemente bien definido para que el lector entienda el mensaje?

El tema, la moraleja de tu historia, tiene que quedar patente de alguna forma y normalmente es el protagonista en el que recae esta tarea. Asegúrate, que si quieres que el lector entienda que hay, una lucha entre el bien y el mal, sea ese el mensaje que da tu protagonista.

  • ¿Tu protagonista podría ser cualquiera?

El protagonista no tiene por qué ser el más fuerte, el mejor en algo, quien destaca por sus habilidades. Pero sí tiene que ser el único que lleve a cabo la acción que acabará la historia.

  • ¿Has creado un protagonista irreal?

Otra cosa, muy importante, que tenemos que tener en cuenta sobre nuestro protagonista, es que debe parecer real, humano (si tu personaje es un elfo, también debe parecer humano, en el aspecto psico-sensitivo de la palabra). Tendrá virtudes y defectos y no será un superhumano. Los personajes todopoderosos, sin motivo, no son buenos protagonistas.

Como hemos visto, son varias las cosas que debes tener en cuenta para saber si tu protagonista es el perfecto para tu historia. Este personaje principal, no debe verse movido, atrapado por la trama, aunque sí lo sea en un principio. Debe ser quien mueva la historia y haga avanzar la trama, lo quiera o no.

Muchas veces diseñamos historias con un personaje en la cabeza para que sea el protagonista, pero al desarrollar las partes, vamos viendo que no es quien conviene, entonces debemos reflexionar y cambiarlo, porque el protagonista debe ser, el único en tu historia, que puede alcanzar el éxito de tu historia. A veces tenemos varios protagonistas, en ese caso, son ellos los únicos que pueden dar la puntilla a la historia.

De cualquier forma, debes tener mucho cuidado con tus personajes. Es común crear personalidades que nos gustan a nosotros, como escritores; y queremos que esos personajes sean los protagonistas, cuando no deberían serlo y aún así los presentamos. La historia puede ser buena, pero el elenco de personajes no, y los lectores no se sentirán identificados con ellos, porque no estarán bien integrados en tu obra.

Y visto todo esto, ¿sabes ya cómo elegir al protagonista perfecto para tu historia? Si tienes otra idea, puedes comentar aquí abajo y si te gusta el blog, no te olvides apuntarte a nuestro boletín y así sabrás cuándo publicamos un nuevo artículo. Un saludo y hasta pronto.

Déjanos tus comentarios aquí abajo o dudas que puedas tener. Tus comentarios nos ayudan a mejorar y a tener mayor visibilidad en la red, para poder seguir ofreciendo contenido gratuito.

Suscríbete a Infinitos monos

* indicates required
Email Format

Subscribe

* indicates required
Intereses

Publicado enEscribirInfinitos Monos

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por visitar Infinitos monos. Si no quieres perderte nada, suscríbete.
Scroll Up
A %d blogueros les gusta esto: