Saltar al contenido

Aprende a crear personajes secundarios únicos

Spread the love
Personajes secundarios. Aprende a escribir personajes.
Descubre cómo escribir personajes secundarios únicos. Consejos para escribir personajes.

Todos adoramos a los protagonistas de nuestras historias, pero algunos amamos aún más a los secundarios. Son esos personajes que siempre están ahí, tendiendo la mano a nuestro protagonista en el momento oportuno; sirviendo de hombro en el que llorar; sucumbiendo ante el villano, por salvar a su querido amigo… y no nos engañemos, como escritores, infinidad de veces nos olvidamos de ellos. No les damos la vida necesaria y pasan desapercibidos. Tampoco podemos darle más capas que a nuestro protagonista, porque corremos el riesgo de eclipsarlo. Y, por supuesto, no debemos introducir compañeros por el mero hecho de contar con ese personaje. Un acompañante debe marcar una diferencia, por muy pequeña que sea. Si su presencia o no, no varía en nada tu historia, empieza a pensar que sobra. Es duro, lo sé. Nos pasamos horas escribiendo y dándole vida a unos personajes, que a veces nunca verán la luz. ¿Eliminarlos? Cuesta, pero todo sea por tu historia.
A continuación, vamos a ver 3 puntos, con los que nuestro lector podrá ver cuán maravilloso es nuestro secundario (a mí me encantan los secundarios, de hecho, muchas veces, más que los protagonistas).

1# Ficha de personaje


¿No creas fichas de tus personajes? Deberías hacerlo. Es una forma sencilla y práctica, de tener a mano todo lo relacionado con un personaje; desde el tipo de ropa que viste hasta su fobia por algún insecto. ¿No sabes cómo hacer esas fichas? Si estás suscrito ya no tienes ese problema, porque con tu suscripción te regalamos un par de fichas. ¿No estás suscrito? Cuando termines de leer este artículo y lo hayas compartido en tus redes sociales, puedes suscribirte, te regalamos fichas para tus personajes, una ficha para tus capítulos y una mini guía para escribir tu novela.
Pero, vamos a centrarnos en el primer punto. La ficha de tus personajes, debería ser la misma, para protagonistas, antagonistas, o secundarios. Si escribes una ficha, menos completa, para los secundarios, te pasarás toda la historia tratándolos como personajes de segunda (que no nos engañemos, lo son, pero porque no tienen el mismo peso en la historia, tienen vida, existen y en la vida real, todos tenemos vida, aunque nadie sepa la mayoría de nuestra historia). Así, que ya sabes, escribe las fichas completas, para todos los personajes. Así, tú también los conocerás y podrás escribir sobre personajes que conoces a la perfección. Sabrás cómo se comportan en cada situación y qué cosas les gustan y cuáles no.
Ya tienes tu primera tarea para crear personajes secundarios únicos.

2# Dale una historia interesante


Que sean secundarios, no significan que sean aburridos o tengan una historia poco interesante. Significa que, en la historia que estás contando, su relevancia es limitada. Pero no creas que el protagonista debe tener una historia mucho más interesante que tu secundario. Nada de eso. Tu secundario puede tener una historia mucho más interesante que la de tu protagonista, sólo que, en tu relato, la estrella no será él, el héroe será tu protagonista.
En: Una nueva esperanza, el episodio IV de la guerra de las galaxias, nuestro protagonista es Luke Skywalker. Pero quién no adora a Han Solo. En esa película no es protagonista, es un personaje secundario que acompaña al protagonista y que da pequeñas muestras de una vida mucho más completa de la que vemos. Eso crea expectación en el espectador y una necesidad de saber más de él. Y eso es lo que sucede en la segunda parte, pasa de compañero a protagonista. ¿Crees que George Lucas tenía una ficha, de su Han Solo, dónde se limitó a escribir: Han Solo, mercenario con una nave vieja y un socio peludo al que sólo él comprende?
No tengo ni idea de qué ponía en su ficha (ya quisiera yo poder saberlo), pero seguro que era mucho más completa, con vida anterior hasta llegar a ese punto y una historia muy interesante que se deja entrever en sus escenas.

3# Haz que su personalidad brille


Si algo quieren los lectores, es leer cosas interesantes. Y si hay algo que les guste más que las historias interesantes, son los personajes interesantes. Es complicado darle a cada personaje su espacio, para que brille con luz propia. Por eso, puedes ayudarte de tópicos o detalles especiales, que le dan ese punto distinto a tu secundario, para hacerlo destacar por encima de un protagonista, en algunas ocasiones. Recuerda que, hacer que el secundario brille, puede eclipsar al protagonista y no queremos eso.
Piensa en Blade Runner. En el libro, Rick Deckard brilla con luz propia, pero en la película, fue eclipsado por Roy Batty. ¿Por qué? Porque le dieron más dimensiones, capas, al personaje de Rutger Hauer que al de Harrison Ford. En mi opinión, en el cine le dieron una visión completa distinta a la del libro. Lograron que todos sintiéramos más empatía por los replicantes que en libro. He visto la película y he leído el libro. Ambos me parecen excelentes. Y, sí, me quedo con Deckard en el libro y con Batty en la película.

Para terminar, vamos a ver qué pequeños detalles podemos dar a un personaje secundario, para que el lector lo reconozca al instante, entre muchos:

  • Aprovecha las descripciones para darle una peculiaridad física. O una frase que repite, un tic que no controla, un gusto extraño, una habilidad poco común…
  • Aprovecha la cultura pop que envuelve el género en el que estás trabajando. Dale un nombre a tu secundario de un personaje que todos conozcan. Puedes hacerlo, porque tu personaje se parezca o por todo lo contrario. Los contrastes siempre funcionan.
  • Una obra con muchos personajes puede ser un caos. Hazlo solo si lo crees necesario y procura delimitar bien a cada uno. El lector puede perderse sin remedio. También puedes aprovechar y escribir una lista, que incluir en tu historia, pero eso resulta un poco abrumador para el lector (aunque siempre habrá quien los adore).
  • Crea una meta para tu secundario. Puede que esté en la historia, por acompañar a su amigo; o puede que se hayan encontrado por perseguir el mismo fin. De cualquier forma, darle una meta, es una buena forma de permitir que esté presente en la historia.

De una u otra forma, los personajes, secundarios o protagonistas, son quienes más cerca del lector están. Debemos esforzarnos para crear unos personajes interesantes y con un propósito en la historia. Un buen relato puede quedar pobre, si no elegimos y dotamos de vida correctamente. Nunca dejes que un personaje no marque la diferencia en tu historia. Porque, si tu lector se enamora de tus secundarios, para descubrir, al final, que no valen para nada, se sentirá frustrado y perderá el interés en leer más cosas tuyas.
Como siempre digo, cuida bien a tus lectores, son tu razón de ser en este mundo literario.
¿Te ha gustado el artículo? ¿Quieres compartir con nosotros tus experiencias con los personajes secundarios? Puedes dejar aquí tu comentario y compartir esta entrada en tus redes sociales. Suscríbete y no te perderás nada.

Déjanos tus comentarios aquí abajo o dudas que puedas tener. Tus comentarios nos ayudan a mejorar y a tener mayor visibilidad en la red, para poder seguir ofreciendo contenido gratuito.

Subscribe

* indicates required
Intereses

Publicado enEscribir

7 comentarios

  1. Milagros Milagros

    ¡¡Cuanta verdad!! apesar de no ser el foco principal, ellos importan y tienen un lugar en nuestras historias. En definitivo trabajaré en ello.

    • ¡Claro que sí! Muchas veces, para algunos lectores, entre los que me incluyo, son indispensables y gustan más que los protagonistas.

  2. Boris Iván Boris Iván

    Hola Lola, ,muy interesante, muchas gracias.

    • No hay de qué, gracias por tu comentario.

  3. ¡Cuanta razón hay en todo lo que escribes!
    La verdad es que estoy aprendiendo a escribir formalmente, porque me he decido a ser una “escritora profesional”, aunque jamás dejaré de aprender; y si bien he estado aprendiendo mucho y recopilando bastante información para escribir correctamente una historia, todo lo que he leído de tu página, ¡me ha volado el cerebro!
    ¡Muchísimas gracias, Lola, por compartir todos tus conocimientos! Sin duda, pondré en práctica darle más profundidad a mis personajes secundarios ;D

    • Muchas gracias a ti, Hassib, por tus comentarios. Adoro la literatura y estoy encantada de servir de ayuda a quien quiera adentrarse en este mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Gracias por visitar Infinitos monos. Si no quieres perderte nada, suscríbete.
Scroll Up
A %d blogueros les gusta esto: